lunes, 19 de diciembre de 2011

La tórtola en el comedero

Si, todos esos pajaritos que se ven en el suelo del jardín de elisa, son los tan conocidos "gorriones", todos, menos uno, que es una tórtola turca, la cual comparte comida con ellos, sin ningún problema, aunque su tamaño es mucho más grande que ellos.
Otra come en solitario en el comedero, que aunque le queda justito, no le impide comer dentro de él.

Aunque se llevan bien con los más pequeños, cuando se trata de defender su comida, es otro cantar.


video


jueves, 24 de noviembre de 2011

Kramer otro otoño más

Un año más, y pasan de cinco, Kramer no abandona el jardín de elisa.
También hay que decir que alimento no le falta, su trocito de manzana diario lo disfruta como si fuera un caramelo, eso si, sigue siendo fiel a la manzana granny smith.

Así como su pienso, con pipas de girasol y calabaza, alpiste...



Su confianza es tal, que no le importa comer la manzana en la caseta, si no ve riesgo, sino se la lleva al árbol para más seguridad.



video

miércoles, 9 de noviembre de 2011

curruca y cia.

Parece que a la curruca y a este lindo carbonero no les importa compartir rama.

Y aunque son dos especies distintas se llevan bien, y hasta podría decirse que comparten juegos.


Y estanque.





video

martes, 8 de noviembre de 2011

Curruca en estanque

Creo que este pajarito es una hembra de curruca, espero no equivocarme, ya que estoy más acostumbrada a ver a la curruca macho, cuya cabeza es más oscura.

Vienen al jardín de elisa a beber y a darse un baño, generalmente todas las tardes.


No se alimentan del pienso que le doy a los otros pájaros, pero les gusta venir y disfrutar del los estanques que hay por el jardín.


Suelen venir en pareja, pero este día, bajo en solitario,


video

martes, 25 de octubre de 2011

Recordando el verano

Aunque este año no hemos tenido lo que se dice un verano típico, más bien fue una larga primavera, el jardín de elisa ha estado lleno de pollitos hasta finales casi de agosto, siendo los carboneros los más abundantes en él, y también los más ruidosos.


video

Piando para bañarse detrás de su papá.


video

Piando para pedirle comida.


video


Piando, piando sin parar todo el día.

lunes, 17 de octubre de 2011

¡Que calor!

El jardín de elisa ha servido para refrescarse a su pequeña fauna en estos días, donde el calor ha sido más fuerte que en la propia estación de verano.


La hora del riego era aprovechada para darse un buen chapuzón.


video



video

Y las fuentes del jardín eran compartidas por distintas especies de pájaritos.


video

lunes, 3 de octubre de 2011

Ese pollito descarado

De vuelta de las vacaciones, el jardín de elisa se pone en marcha otra vez con un aumento de su pequeña fauna.

Y digo un aumento, porque este verano la prole de "carboneros" creció y nunca mejor dicho, ya que la pareja que reside aquí, tuvo tres puestas, de 4, 7 y 5 pollos, si no me equivoco.

Le hemos dado de comer toda la familia, ya que el padre y la madre (ésta apareció después de la última puesta), alimentaron con ahínco, a base de "magdalena" , a sus polluelos, en sus primeras semanas.

De la última puesta, al padre, al que familiarmente le llamo "gordi", le salió un hijo mucho más atrevido y descarado que él: "gordi jr.":


Si el padre reclamaba y pedía de comer insistentemente, para llevar a sus polluelos, su hijo, le hizo la competencia, y en dos días copia al padre, y se posa en mi mano con más confianza que él.

No tiene problemas en buscarme, y si no me ve, me busca de una ventana a otra de la casa, posándose dentro si esta abierta, y llamándome con un suave piar.



video

Me he pasado un verano la mar de divertido, y aunque el pollito ya va adquiriendo los colores de los padres, sigue viniendo a mi mano, así como ellos.



video

martes, 26 de julio de 2011

Otra vez el carbonero

El carbonero sigue viniendo a comer a mi mano.

Estas dos últimas semanas, esta acompañado de la hembra y cuatro pollitos preciosos, así que la magdalena sigue siendo su plato preferido.


Tenía una sospecha, que a veces dudaba si era el macho o la hembra, y he descubierto que si, la hembra también sube a mi mano, no con el mismo descaro que el macho, pero estos últimos días ambos padres alimentaban a la vez a sus crías, pudiendo distinguir mejor a uno y a otro.


Me imagino, que al estar los dos padres juntos, es que ésta ha sido la última puesta.


Los pollitos siguen el ejemplo del padre y revolotean sobre mi mano sin llegar a posarse, pero si que comen a mis pies.



video
video

lunes, 18 de julio de 2011

El ladrón de manzanas

Aunque hace tiempo que no hablo de Kramer, éste sigue viniendo asiduamente al jardín de elisa.

Esta temporada está mudando la pluma, y su larga cola ha desaparecido.

Y a pesar de que estas últimas semanas, los carboneros le han sacado el protagonismo, sigue siendo el jefe del jardín, y se permite surtirse de las ricas manzanas de nuestro pequeño árbol, si llega y los trocitos que le ponemos ya no están.



Elije la mejorcita, ya que aunque aun es pronto para recoger la cosecha y están verdes, parece no importarle.

Eso si, de ellas elige la más grande, aunque le cueste poder con ella.



Como ya había comentado en otras entradas, la manzana gran smith es su preferida.



video

lunes, 4 de julio de 2011

Pollitos de carbonero 4

Esta claro que no hay como un un tejadillo para poder iniciar el vuelo.

Aunque el pollo de carbonero no lo tiene muy seguro, y prefiere esperar.


En otra de las casetas su hermano (supongo), porque esta temporada abundan los pollitos, prefiere este otro tejado.


Las alturas no es que sean muy grandes, pero hay que pensárselo dos veces, por lo menos.


Hasta por fin decidirse, y dar un pasito al aire, para echarse a volar.







Pollitos carbonero 3

Los pollitos de carbonero se camuflan por el jardín de elisa.

Otros buscan comida. O investigan si hay algún mosquito cerca.


Otros, solo miran si lo que hay dentro del comedero es comestible.


Y alguno sin más curiosea lo que hay a su alrededor.





miércoles, 22 de junio de 2011

Los pollitos de carbonero 2

Los pollitos de carbonero siguen viniendo por el jardín de elisa, su padre los siguió alimentando hasta la semana pasada, los primeros que bajaron al jardín ya buscan su alimento por si mismos, después de haber aprendido y copiado las habilidades de sus padres.

video


video


video


video

martes, 14 de junio de 2011

Los pollitos de carbonero

El carbonero anduvo muy atareado estas dos últimas semanas. Los pollitos venían por triplicado, no es de extrañar la insistencia de su padre en buscar comida ya que no daba abasto.

Cogía la magdalena y apenas la desmigaba, para meterles el trozo en su pico, primero a uno y después al otro.


Mientras el tercero reclamaba sin cesar que le dejasen por lo menos una miguita.



He leído que las puestas normales son de 6-8 huevos, aunque alguna vez son de 9-10 y rara de 11 y 12.


A los polluelos los alimentan ambos padres con orugas (y en este caso, además con ricas magdalenas). Y ya fuera del nido les siguen suministrando comida durante 15-25 días más.

En el siguiente vídeo se puede ver como le pica una pipa para dársela al pollo.




video




domingo, 12 de junio de 2011

Mi amigo el carbonero 2

Mi amigo el carbonero, cada vez confía más, y ahora se posa en mi mano, tomándose su tiempo, antes de coger la rica magdalena.





Me llama la atención que se pare a mirarme, y el viernes pasado me vaciló un montón.


La magdalena ya no le era suficiente, y cuando se canso de picar en ella, reclamaba algo más, mirándome fijamente.


Así que cogí pienso, lo puse en la palma de la mano tomándose su tiempo buscando entre el grano una sabrosa pipa.



Si los pollos reclaman comida, vuelve corriendo por el bizcocho, y con él les cierra el pico.


La semana pasada vino con tres al mismo tiempo y no daba abasto, ni él ni yo.



CONTINUARA......



miércoles, 1 de junio de 2011

Mi amigo el carbonero

Este descarado que me mira tan directamente, es mi amigo el carbonero, y digo amigo porque no se si es macho o hembra.

Hace un par de meses cuando salía al jardín, notaba que alguien revoloteaba a mi alrededor, lo que no me podía imaginar, es que este pajarito, saliera tan espabilado.


Empezó comiendo directamente del comedero delante de mí sin demostrar miedo alguno, y cuando me veía por la ventana del jardín, se ponía a revolotear delante del cristal, hasta un día llego a entrar en el porche reclamando a chillido limpio mi presencia.

La amistad ha ido mejorando con el paso de los días y el avance de la primavera, que lo ha hecho padre/madre, y con ayuda de una rica magdalena se ha acercado a comer de mi mano con una confianza asombrosa.



Se posa en la rama más cercana, y espera a que le extienda la mano, para coger un trocito de ese rico manjar, para llenar su buche y salir volando a llevarle la comida a sus crias.
















video

CONTINUARA...



miércoles, 4 de mayo de 2011

Un lindo gatito

Desde la casa del vecino, este lindo gatito acecha el jardín de elisa.

Toma el sol encima de unos matorrales.

El equilibrio para él no es un problema.


Se lava tranquilamente, no suponiendole un peligro el lugar en el que se haya.


video

Me imagino, que espera a su madre, maullando, cuando el lugar le resulta ya aburrido, ya que no en balde, lleva varias horas en el mismo sitio solo.


video

jueves, 28 de abril de 2011

El Retiro 2

Al día siguiente, volví de paseo por ese parque tan inmenso, y cual es mi sorpresa al encontrarme este animalito tan bonito y simpático.


Estaba comiéndose una rica avellana, como más tarde supe, ya que tiene un colega que va casi todos los días al parque acompañado de una bolsita de esos ricos frutos secos.
La ardilla come de su mano con tal confianza que da envidia.

Y después del festín, si le sobra alguna, va y la entierra para días mejores.

La despensa debe ser enorme, porque así como guarda unas, saca otra de otro agujero, y se la come.
Es muy sociable, y lo demuestra que no le importa quien la mire, o como hizo conmigo, que me vio sacar la funda de la máquina de fotos y pensó: ¡aquí hay comida!, que dio un salto al banco próximo al que yo estaba a ver si le caía algo.

La ardilla jugueteaba por el árbol, haciendo payasadas, arriba y abajo, parecía que nos lo dedicaba a los que la mirábamos ensimismados.





Le pregunte al chico de las avellanas si había más y dijo que tenia controladas a tres ardillas en esa parte del parque.