miércoles, 22 de junio de 2011

Los pollitos de carbonero 2

Los pollitos de carbonero siguen viniendo por el jardín de elisa, su padre los siguió alimentando hasta la semana pasada, los primeros que bajaron al jardín ya buscan su alimento por si mismos, después de haber aprendido y copiado las habilidades de sus padres.

video


video


video


video

martes, 14 de junio de 2011

Los pollitos de carbonero

El carbonero anduvo muy atareado estas dos últimas semanas. Los pollitos venían por triplicado, no es de extrañar la insistencia de su padre en buscar comida ya que no daba abasto.

Cogía la magdalena y apenas la desmigaba, para meterles el trozo en su pico, primero a uno y después al otro.


Mientras el tercero reclamaba sin cesar que le dejasen por lo menos una miguita.



He leído que las puestas normales son de 6-8 huevos, aunque alguna vez son de 9-10 y rara de 11 y 12.


A los polluelos los alimentan ambos padres con orugas (y en este caso, además con ricas magdalenas). Y ya fuera del nido les siguen suministrando comida durante 15-25 días más.

En el siguiente vídeo se puede ver como le pica una pipa para dársela al pollo.




video




domingo, 12 de junio de 2011

Mi amigo el carbonero 2

Mi amigo el carbonero, cada vez confía más, y ahora se posa en mi mano, tomándose su tiempo, antes de coger la rica magdalena.





Me llama la atención que se pare a mirarme, y el viernes pasado me vaciló un montón.


La magdalena ya no le era suficiente, y cuando se canso de picar en ella, reclamaba algo más, mirándome fijamente.


Así que cogí pienso, lo puse en la palma de la mano tomándose su tiempo buscando entre el grano una sabrosa pipa.



Si los pollos reclaman comida, vuelve corriendo por el bizcocho, y con él les cierra el pico.


La semana pasada vino con tres al mismo tiempo y no daba abasto, ni él ni yo.



CONTINUARA......



miércoles, 1 de junio de 2011

Mi amigo el carbonero

Este descarado que me mira tan directamente, es mi amigo el carbonero, y digo amigo porque no se si es macho o hembra.

Hace un par de meses cuando salía al jardín, notaba que alguien revoloteaba a mi alrededor, lo que no me podía imaginar, es que este pajarito, saliera tan espabilado.


Empezó comiendo directamente del comedero delante de mí sin demostrar miedo alguno, y cuando me veía por la ventana del jardín, se ponía a revolotear delante del cristal, hasta un día llego a entrar en el porche reclamando a chillido limpio mi presencia.

La amistad ha ido mejorando con el paso de los días y el avance de la primavera, que lo ha hecho padre/madre, y con ayuda de una rica magdalena se ha acercado a comer de mi mano con una confianza asombrosa.



Se posa en la rama más cercana, y espera a que le extienda la mano, para coger un trocito de ese rico manjar, para llenar su buche y salir volando a llevarle la comida a sus crias.
















video

CONTINUARA...